Cuenta demo cuenta real

Cuenta demo o cuenta real. Gran pregunta que depende de la situación personal de cada uno. El 90% de la gente que realiza una formación en mercados financieros me pregunta cuando es el momento de dar el salto de una cuenta demo a una cuenta real. Vamos a verlo.

Cuenta demo ¿Cuándo es útil?

Una cuenta demo es la que permite operar en el mercado financiero sin dinero real, permite recibir las cotizaciones de los activos y operar con dinero simulado de la misma manera que seria la operativa con cuenta real.

Una cuenta demo es realmente útil cuando:

1) No tenemos ningún tipo de experiencia en trading y necesitamos saber cómo funciona la plataforma de intermediación.
2) Queremos probar los diferentes tipos de órdenes que tenemos en el mercado.
3) Necesitamos probar una estrategia durante unos días y no podemos hacer un backtesting automático.
4) Una vez probada nuestra estrategia obtenemos unos resultados positivos.

¿Cuándo es fiable un backtesting con cuenta demo?

Un backtesting es fiable cuando operamos con la cuenta demo igual que lo haríamos con la cuenta real, parece una obviedad pero no es tan fácil como parece. Muchas veces al operar en demo tendemos a no respetar los criterios que sí que aplicaríamos con cuenta real. Aguantamos más un stop de lo normal, lo movemos, vamos más apalancados de lo que realmente podemos permitirnos, etc. Todos estos detalles solo hacen que invalidar el backtesting, simplemente no sirve de nada nuestra experiencia en demo.

Para que sea realmente fiable tenemos que actuar al 100% como lo haríamos en real.

cuenta-demo

Cuenta real ¿Cuándo empezar?

Cuando antes mejor. Por la sencilla razón que operar con dinero hará que no tengamos las mismas sensaciones que operar en demo, de la misma manera que jugar al póker con garbanzos no es lo mismo que jugar con dinero, en el trading ocurre lo mismo.

Pero a la vez no se puede empezar a lo loco. Si por ejemplo nuestro objetivo es operar el futuro del Dax, no se puede empezar con el futuro del Dax, hay que empezar progresivamente.

Primero de todo hay que encontrar un broker de CFDs que permita micro lotes, este lo permite. De esta manera podremos operar con 0.1 contratos siendo el valor de un punto de índice 0.10 céntimos. De esta manera nos vamos probando operando en real con una cantidad muy pequeña de dinero. Puede parecer una tontería pero ya veremos cómo nos comportamos con dinero real. Una vez estemos afianzados vamos subiendo el apalancamiento a 1 euro el punto y así sucesivamente.

Cuando hayamos alcanzado un nivel de consistencia y estemos preparados se trata de buscar un broker de futuros y operar con el volumen real del mercado, hay que recordar que el futuro es el mejor producto para especular a años luz de los CFDs.

Por tanto, hay que evolucionar a medida que vamos creciendo, primero con poco apalancamiento y a medida que vamos mejorando ir subiendo hasta llegar al futuro. Lo más seguro es que sea un camino duro, pero hay que seguir todas las fases poco a poco. Si hacemos un símil con los coches, no podemos sacarnos el carnet de conducir y el primer coche ser un deportivo de 250CV, mejor empezar con un turismo pequeño e ir progresando a medida que tenemos kilómetros en nuestras espaldas.

Si has encontrado interesante este artículo quizás también te interesen los siguientes:

Ganar en trading: 9 cosas que NO hacen los traders ganadores

Los 5 mejores libros de trading

La evolución del trader

Opt In Image
Descarga GRATIS el Manual de Chartismo
Principales figuras, interpretación y análisis

Suscríbete a www.bolsaytrading.com y recibe el ebook Manual de Chartismo como regalo de bienvenida. Cada semana recibirás un artículo sobre bolsa, trading y mercados financieros.

Suscripción 100% libre de spam